Acuchillado y Barnizado

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
Share
Tagged in
Descripción
Al lijar se desbasta con una máquina lijadora con una lija de grano gordo para eliminar el barniz antiguo y sanear la madera quitándole 0,5 a 1 mm para a continuación con una lija de grano fino pulir la superficie hasta que quede “que patinen las moscas”, después se realizan las orillas con una orillera que es una máquina que permite acercarse más al rodapié y se hacen los rincones a mano con una cuchilla específica para ese trabajo, por último se barre bien o se pasa el aspirador y ya se da el barniz.
Clientes

Todos los barnices que hay en el mercado son de buena calidad, lógicamente, y están sometidos a una estricta regulación en temas de salud y medioambiente pero cada uno tiene una composición y son distintos.

El Urea-formol es un barniz muy duro y denso “tiene mucho cuerpo” pero es muy poroso y absorbe con mucha facilidad las manchas de aceite y reacciona a la humedad poniéndose blanco lo que le hace un barniz ideal para las primeras manos pero no para la terminación.

El Poliuretano es un barniz base disolvente menos denso “tiene menos cuerpo” que el anterior es impermeable y no absorbe las manchas al instante y se fábrica en brillo, semimate y mate siendo el semimate y el mate muy parecidos y dentro de que la madera no hay que mojarla no le afecta la humedad más allá de matizar su brillo más rápidamente de lo que sería habitual si no se mojara.

El barniz al agua es un barniz base agua muy líquido que debido a su composición más natural es muy difícil darle densidad o brillo aunque se trabaja mucho por parte de los químicos para desarrollarlo y mejorar sus cualidades en la actualidad aún no copa una cuota importante de mercado lo que sin duda sí conseguirá con el tiempo.

Los barnices son transparentes y lo más habitual es dar tres manos.

El Urea-formol y el Poliuretano pueden combinarse perfectamente siempre que el Poliuretano se dé encima y si no se conocen los fabricantes recomendamos por prudencia no combinar distintas marcas, en el caso de barnizar con barniz al agua se dan todas las manos con barniz al agua.

Mantenimiento

Al barnizar después de la primera mano de barniz se deja secar y se pule con una lija muy fina para luego dar las otras dos manos seguidas dejando secar entre mano y mano si bien también se puede pulir en vez de en la primera mano en la segunda.

Pasadas entre 24–48 horas desde la última mano ya está el barniz superseco y se puede pisar y colocar los muebles en la vivienda.

Info