Suelos Laminados

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
Share
Tagged in
Descripción
Los llamados popularmente suelos laminados no son madera, son una base de DM (fibras de madera tratadas y compactadas de densidad media) machiembrada con click con un acabado en la parte superior de melamina que es un compuesto químico al que se le imprime un dibujo imitando madera u otros motivos.
Clientes

Suelos Laminados – Se catalogan ejerciendo un test de abrasión AC a la melamina y por clases de uso que es una referencia numérica en relación a la intensidad de utilización.

Resistencia– Los suelos laminados son mucho más resistentes que la madera a los arañazos pero no deben mojarse sin secarlos bien porque aunque el acabado de melamina es algo impermeable la base no porque es un derivado de la madera y la humedad que se filtre entre las juntas puede deteriorarla.

Medidas – Las medidas varían según la marca y las propiedades del modelo y oscilan bastante aunque se encuentran en torno a los 1500 centímetros de largo, 20 centímetros de ancho y 1 centímetro de grosor sin tener que ser ninguna de estas medidas concretas.

Competencia – Debido a la gran competencia que existe en este tipo de suelos evolucionan muy rápidamente y las marcas suelen hacer cambios en sus formatos cada dos años más o menos.

Precio – Por norma general es un suelo más económico que los suelos de madera y su instalación es sencilla puesto que se instalan sobre una manta aislante y solo necesitan que el piso esté nivelado.

Mantenimiento

Al ser un producto sintético no se puede lijar y barnizar como sí ocurre con la madera por lo que cuando se estropea es necesario reponerlo por material nuevo.

Info